Procesador Intel Haswell-E Core i7 5960x a análisis Procesador Intel Haswell-E Core i7 5960x a análisis
4
Probamos el procesador más potente que Intel nos ofrece a principios de 2015. Un micro para entusiastas, el Intel Haswell-E Core i7 5960x, para... Procesador Intel Haswell-E Core i7 5960x a análisis

Nos atrevemos con un micro que no veremos en equipos de oferta, el Intel Haswell-E Core i7 5960x para slots LGA 2011-v3, que para muchos supone el estreno de la memoria DDR4 en PC de sobremesa. Un salto en varios aspectos, que nos deja ver qué camino sigue el fabricante en cuanto a procesadores para un futuro cercano.

Intel lleva años desplegando una táctica bastante exitosa para la proliferación de sus procesadores y chipsets, tanto sobremesa como en portátiles de tipo “desktop replacement”. Para 2 en 1, tabletas o móviles, la arquitectura x86 empieza a mostrar sus debilidades. Es un tema que se puede tratar aparte. Pero, a grandes rasgos, la arquitectura x86 tiene un comportamiento “noble” en un margen de consumo entre 35W y 130W. Entre estos límites, cuando se puede jugar con la frecuencia y el voltaje, sin problemas de autonomía de baterías o el tamaño del disipador, los equipos basados en procesadores y chipsets de Intel funcionan muy bien. Los avances en litografía o las optimizaciones en su arquitectura se transforman en mayor rendimiento, estabilidad, nuevos juegos de instrucciones, gestión dinámica de la frecuencia y el voltaje o una mejor interacción con otros sistemas como el de memoria, almacenamiento o los gráficos.

Así es el plan de desarrollo tic toc, donde encaja el micro Intel Haswell-E Core i7 5960x.

Así es el plan de desarrollo tic toc, donde encaja el micro Intel Haswell-E Core i7 5960x.

En el momento en el que se aumenta el voltaje o la frecuencia por encima de ciertos límites, o se reducen por debajo de valores óptimos, entramos en zonas donde el consumo de energía aumenta de manera casi exponencial, o donde el rendimiento cae por debajo de límites razonables.

El ritmo al que Intel hace que su tecnología evolucione está marcado por la cadencia “Tic-Toc” donde nunca se modifican a la vez la arquitectura y la tecnología de fabricación. Para una misma arquitectura, se pasa de una litografía a otra más avanzada. Una vez que la litografía arroja “yields” elevados y está asentada, se cambia la arquitectura. La arquitectura vigente es Haswell a la espera de que este año llegue Skylake. Broadwell es Haswell con litografía de 14 nm. El término “yield” (aprovechamiento en inglés) se refiere a la calidad de los procesadores “impresos” en las obleas de Silicio mediante procesos litográficos. Si la calidad del proceso no es óptima, habrá muchos procesadores inservibles, la producción se verá encarecida y la disponibilidad de producto será reducida aumentando el coste final. A medida que el proceso se va optimizando, mejora el “yield”, de modo que la mayor parte de los procesadores se pueda aprovechar.

Lo que trae el Intel Haswell-E Core i7 5960x

Con más similitudes con los procesadores Xeon que con los Core i7 para consumo, la familia Haswell-E prescinde de la parte de gráficos integrados para alojar más núcleos. En este caso, el 5960x integra 8 núcleos físicos, que se convierten en 16 gracias a HyperThreading. La litografía es de 22 nm con un TDP de 140W y 2.600 millones de transistores para el modelo 5960x con ocho núcleos. El precio del modelo “básico” está solo 20€ por encima del Core i7-4790K con arquitectura Haswell, siendo mucha mejor compra el Core i7 5820x, aunque en este caso tendrás que comprar también placa base y memoria RAM DDR4, claro está. Cuenta con cuatro canales de memoria, de modo que se asegura que el ancho de banda en este apartado está a la par con la arquitectura del procesador.

Intel Haswell-E Core i7 5960x Core i7 5930k Core i7 5820x
Núcleos 8/16 6/12 6/12
Frecuencia 3 – 3,5 GHz 3,5 – 3,7 GHz 3,3 – 3,6 GHz
Caché 20 MB 15 MB 15 MB
Líneas PCI-E 40 40 28
Memoria DDR4 DDR4 DDR4
Chipset X99 X99 X99
Precio 1.129€ 629€ 399€

Tabla comparativa de procesadores Intel Haswell-E

Esta familia de procesadores es esencialmente incompatible con los sistemas anteriores de placa base y memoria RAM. El chipsset es Intel X99. Tampoco intentes pincharlo en tu placa X79 con zócalo LGA 2011, ya que los Haswell-E usan zócalo LGA 2011-v3. Te servirá el ventilador, eso sí, según el modelo que tengas. Y por supuesto la gráfica. Recuerda que Haswell-E no integra tecnología gráfica alguna, por lo que es necesario usar una tarjeta de vídeo.

IMG_7997

La velocidad de procesamiento del Intel Haswell-E Core i7 5960x es de 3 GHz, con un máximo de 3,5 GHz en condiciones normales sin que usemos técnicas de overclocking. Con overclocking y usando un ventilador de aire convencional, sin sistemas líquidos, conseguimos alcanzar 4,2 GHz usando parámetros por encima de los nominales en la BIOS. Aunque el consumo de la CPU se disparaba hasta los 240 W según las medidas de la aplicación HWMonitor de CPUID. El resultado de las pruebas de rendimiento de CPU es sencillamente espectacular. Para Cinebench R11.5 se obtuvieron 13,92 puntos, frente a los 10,4 del procesador Core i7 3960x (Sandy Bridge-E) o los 7,3 del Intel Core i7-3770K (Ivy Bridge).

Con overclocking, el resultado del Intel Haswell-E Core i7 5960x pasa a ser para 4,2 GHz, de  13,92 a 17,57 puntos. Es un resultado excelente, sin duda, aunque a costa de que la potencia disipada sea de 240 W, lo cual supone un aumento porcentual de la energía consumida mucho mayor que el aumento porcentual del rendimiento. En cualquier caso, a velocidades nominales el comportamiento de la CPU es excelente y muestra la madurez de Intel en el campo de la arquitectura x86 cuando se trabaja con frecuencias y voltajes en la franja de comportamiento lineal de la arquitectura.

Chipset, memoria y aplicaciones del Intel Haswell-E Core i7 5960x

La placa base empleada para las pruebas fue una ASRock X99 Extreme 6 (284 € en Alternate) en la que se pueden instalar hasta 128 GB de RAM en sus ocho ranuras UDIMM. Tiene tres ranuras PCI-E x16, aunque con 40 líneas PCI-E, se podrían usar sistemas de hasta cuatro tarjetas gráficas. Con tres, es posible tener sistemas SLI o CrossFire más que suficientes para un gaming avanzado, todo sea dicho.

IMG_8009 

El comportamiento del chipset X99 es óptimo, tanto en cuanto al mínimo calentamiento de sus circuitos de potencia, con diseño de 12 fases de modo que la energía se regula de un modo granular y sin excesos en cada una de ellas. Para ventiladores de aire, la única complicación está en la proximidad de la RAM al zócalo de la CPU, lo que hace que pueda chocar el disipador de los módulos RAM con el ventilador de la CPU. Para bloques de agua, este problema no debería ser tal.

Este procesador (y sistema, ya  que de momento no se entiende uno sin el otro), es recomendable para usos profesionales donde se necesite una potencia de procesamiento de CPU muy elevada, pero sin dar el salto a los Xeon E5. Estos procesadores son del tipo Haswell-EP, y a pesar del parecido con los Haswell-E, son más caros y hay modelos que llegan a tener hasta 18 núcleos.

Otra área de aplicación perfecta para este Intel Haswell-E Core i7 5960x es el gaming extremo. Es cierto que los motores gráficos dependen de la potencia de las tarjetas de vídeo, pero la CPU también interviene en la ejecución de los juegos de manera determinante. Sobre todo, cuando podemos subir la velocidad, a costa de prescindir de algunos núcleos. Aunque esta situación está en pleno cambio, con un mayor aprovechamiento del multi-hilo.

Los entusiastas que simplemente deseen tener el mejor procesador, tienen en la familia Haswell-E prácticamente la única opción. Aunque no necesariamente tienen que irse a por el de gama más alta. El Core i7 5930k es una propuesta equilibrada, por ejemplo, con 400€ de ahorro frente al procesador más potente. Si con 28 líneas PCI-E te conformas, el 5820x puede ser tu procesador perfecto  con una buena relación calidad/precio.

En cualquier caso, el Intel Haswell-E Core i7 5960x  es el objeto de deseo de cualquiera que siga apreciando al PC y su capacidad para afrontar tareas que solo se pueden abordar con un PC de sobremesa.

Más información: Intel

 

 

Manuel Arenas