Supercomputadora de Fujitsu con arquitectura ARM Supercomputadora de Fujitsu con arquitectura ARM
La supercomputadora de Fujitsu utilizará la arquitectura ARM de 64 bit. El post-K se diseñará con un chip ARM, como una alternativa muy eficiente. Supercomputadora de Fujitsu con arquitectura ARM

La supercomputadora de Fujitsu utilizará la arquitectura ARM de 64 bit. Algunas empresas, sobre todo chinas están apostando por chips con arquitecturas diferentes a X86 de Intel. La idea es desarrollar supercomputadoras que sean más potentes y eficientes. Fujitsu apuesta por ARM para desarrollar la supercomputadora Post-K. Los servidores SPARC de Fujitsu podrían ser los próximos en el cambio.

La supercomputadora de Fujitsu ofrecerá una potencia superior a los 10,5 petaflops que proporciona el superordenador K

Si tenemos en cuenta que el ordenador más potente del mundo es chino es el TaihuLight. Su arquitectura es ARM, que es la más utilizada actualmente por los dispositivos móviles. Su rendimiento ofrece una potencia de 93 petaflops. En este caso, el próximo superordenador de Fujitsu apuesta por ARM.

Supercomputadora de Fujitsu

El superordenador Post-K será el sustituto del 5º ordenador más rápido del mundo. Esta máquina se instalará en el Instituto Avanzado de ciencia computacional en Japón en 2020. El anterior superordenador K, ofrece un rendimiento de 10,5 petaflops y utiliza el procesador diseñado por Fujitsu SPARC64 VIIIfx. Para Post-K se diseñará con un chip con arquitectura ARM 64bit.

No obstante, en 2014 la marca indicó que podría utilizar su procesador SPARC XIfx en el siguiente equipo. Por lo que aún no está muy claro si se realizará una actualización del actual sistema de K. Hay tener en cuenta que la firma vende servidores basados en SPARC, por lo que también existe la posibilidad que cambien a ARM.

Fujitsu actualmente fabrica microcontroladores basados en ARM y chips para redes

Puede ser que Fujitsu este pensando de que SPARC esté perdiendo competitividad, y las únicas opciones serían pasar a la arquitectura X86 o ARM. Los procesadores ARM pueden ser una buena elección para servidores de Fujitsu, para infraestructuras de carga de trabajo, análisis de datos complejos, ingenierías, etc…

En este caso sería una alternativa a X86 de Intel. Hay que tener en cuenta que algunas empresas estarían interesadas en buscar alternativas. Sin ir más lejos la compañía Google y RackSpace se han unido para diseñar el servidor Zaius, basado en la arquitectura de Power9.

Por otra parte, Intel es el que domina actualmente el mercado de procesadores para servidores. Algunos proveedores ven con buenos ojos a ARM como una alternativa de ahorro de energía comparado con los Intel Xeon. Sin embargo, la mayor parte están en etapa de pruebas.

Raúl Carrera

Me encanta la tecnología, analizar los nuevos dispositivos y aprovechar las posibilidades que ofrecen. Mis inicios comienzan desde los tiempos del Spectrum, hasta los sistemas de hoy en día. Electrónico con experiencia como editor en medios especializados (audio, vídeo, informática y telefonía móvil).