Los nuevos procesadores ARM mejorarán los sistemas de inteligencia artificial Los nuevos procesadores ARM mejorarán los sistemas de inteligencia artificial
Los nuevos procesadores ARM Cortex-A permitirán mejorar los sistemas de inteligencia artificial, coches autónomos, drones y realidad virtual y aumentada Los nuevos procesadores ARM mejorarán los sistemas de inteligencia artificial

La tecnología utilizada por los procesadores ARM está creciendo y muchas compañías de la industria están apostando por esta arquitectura.

En estos momentos la industria requiere de una tecnología más eficiente para implementarlos en sistemas de inteligencia artificial (IA), coches autónomos, drones y realidad virtual y aumentada.
Para suplir estas necesidades ARM está desarrollando la tecnología ARM DynamIQ.

La tecnología DynamIQ es la base de los nuevos procesadores multinúcleo ARM Cortex-A. No obstante, permitirá diseñar una nueva plataforma para desarrollar dispositivos basados en la nube más seguros y potentes. DynamIQ estará disponible en coches autónomos, en domótica para el hogar, smartphone y otros muchos sistemas interconectados en la nube (cloud computing). Esto permitirá crear unos sistemas que ofrezcan una experiencia de usuario mucho más intuitiva y natural.

La tecnología de los nuevos procesadores ARM será la base de los coches autónomos, robots, realidad virtual y aumentada y sistemas de inteligencia artificial

Por otra parte DynamIQ es una evolución de la tecnología ARM big.LITTLE. Permite la utilización de configuraciones de procesadores más eficientes para desarrollar las operaciones y cálculos. Esto permitirá diseñar SoCs con el tamaño correcto para el procesamiento hetereogéneo y obtener un mejor rendimiento con los sistemas de IA.

Los nuevos procesadores ARM mejorarán los sistemas de inteligencia artificial IA

Características y capacidades de DynamIQ

Permite realizar nuevas instrucciones dedicadas para sistemas multinucleo y AI. Los nuevos procesadores ARM Cortex-A diseñados para la tecnología DynamIQ pueden optimizarse para proporcionar un aumento de 50% de rendimiento en sistemas AI, comparados con los sistemas basados en Cortex-A73. Además, son diez veces más rápidos entre la CPU y el hardware basado en el SoC y permite obtener un mayor rendimiento.

Los diseñadores de SoCs tienen una mayor flexibilidad, pueden escalar hasta ocho núcleos en un único clúster. Cada núcleo puede tener unas características de potencia y rendimiento diferentes. Permite un acceso más rápido a los datos.

Sistemas autónomos más seguros

El sistema DynamIQ ofrece un tiempo de respuesta más rápido y permitirá diseñar sistemas de conducción autónomos más seguros.

Más potentes y con un menor consumo de energía

Otra de sus ventajas, es que son más eficientes y mucho más rápidos. Permite hacer uso del procesador más adecuado para obtener un rendimiento y potencia óptimos en función de las necesidades. Además, permite controlar la frecuencia de manera independiente de los procesadores. El objetivo es desarrollar maquinas más potentes que sean capaces de gestionar y procesar grandes volúmenes de datos.

El mercado está creciendo en sistemas basados en la arquitectura ARM

El desarrollo de supercomputadoras y servidores ARM aumenta. Hace unos días Microsoft demostró que podría ejecutar una versión de Windows Server sobre una plataforma basada en procesadores ARM.

Otro de los mercados que está creciendo a buen ritmo, es el de los coches autónomos. Dentro de unos años el mercado automovilístico moverá miles de millones de euros. Los fabricantes de chips más importantes ya están trabajando para este mercado. Un ejemplo, es el fabricante de chips NVIDIA, que se suma al desarrollo de sistemas para coches autónomos.

Raúl Carrera

Me encanta la tecnología, analizar los nuevos dispositivos y aprovechar las posibilidades que ofrecen. Mis inicios comienzan desde los tiempos del Spectrum, hasta los sistemas de hoy en día. Electrónico con experiencia como editor en medios especializados (audio, vídeo, informática y telefonía móvil).