Juego de realidad virtual en la consola de Microsoft Juego de realidad virtual en la consola de Microsoft
Un juego de realidad virtual en la consola de Microsoft estaría listo para 2017, según confirma la web ARS. Al menos una empresa desarrolladora... Juego de realidad virtual en la consola de Microsoft

Un juego de realidad virtual en la consola de Microsoft estaría listo para 2017, según confirma la web ARS. Al menos una empresa desarrolladora podría estar trabajando en ello y se mostraría en el próximo E3 2016. Sería interesante, teniendo en cuenta que el desarrollo de los juegos requiere de un tiempo y que Sony tiene previsto el lanzamiento de sus gafas de VR y de su nueva consola para 2016. Con Oculus Rift y HTC Vive ya disponibles para su compra.

¿Un Juego de realidad virtual en la consola de Microsoft? Con Oculus Rift, posiblemente en 2017.

¿Un Juego de realidad virtual en la consola de Microsoft? Con Oculus Rift, posiblemente en 2017.

Microsoft lleva varios años trabajando con las gafas Hololens, aunque su desarrollo está más enfocado al mundo empresarial y de la ciencia, de momento. Su precio seguiría siendo demasiado elevado y no sería accesible para el usuario de a pie, de momento. Además, tras probarlas en su estado actual, hemos comprobado que aún faltan años para que Hololens resulte atractivo y se puedan explotar sus características dentro y fuera de casa. No obstante, podrían diseñar unas nuevas gafas y hacer uso de la tecnología de Kinect o llegar a un acuerdo con la empresa Oculus Rift, como ya parece ser, para implementarlo en su próxima consola. Actualmente, la consola Xbox One no dispone de la potencia necesaria para los juegos de realidad virtual VR que vemos en las gafas de Facebook o HTC, por ejemplo.

Juego de realidad virtual en la consola de Microsoft para 2017

Hay que tener en cuenta que las consolas de esta generación están muy limitadas en cuanto a potencia gráfica para VR. No se habían diseñado para este fin y carecen de las capacidades técnicas para realizar estas funciones. Requieren mayor capacidad de procesamiento. Por este motivo, para garantizar una calidad mínimamente aceptable, Xbox One necesitaría de una GPU bastante más potente. Que sea capaz de mover las imágenes a mayor resolución, manteniendo un nivel de refresco aceptable, para que la reproducción sea fluida y la experiencia resulte agradable e inmersiva.

No es lo mismo visualizar vídeos a una resolución de 2K o 4K, reproducir películas grabadas en la que se muestran imágenes de dos dimensiones, que generar juegos en 3D, manteniendo una elevada tasa de al menos 90 imágenes por segundo, para evitar mareos y una resolución elevada.

Actualmente, los requerimientos para la realidad virtual son muy costosos. Un ejemplo muy claro es el PC, para poder disfrutar de la VR en buenas condiciones es necesario, además de unas gafas de VR, el uso de un equipamiento que suele superar los 1.000 euros. La tarjeta gráfica es uno de componentes más importantes y es la encargada de mover y procesar las imágenes que se muestran en las gafas VR. Su precio para las recomendadas roda entre los 400 y 700 euros, como poco. Actualmente se han producido muchos avances y se han lazando al mercado diversas tarjetas gráficas potentes preparadas para VR. Pero será a lo largo de 2017 cuando veremos cómo evoluciona y se desarrolla la Realidad Virtual en el mundo de las consolas de videojuegos.

Raúl Carrera

Me encanta la tecnología, analizar los nuevos dispositivos y aprovechar las posibilidades que ofrecen. Mis inicios comienzan desde los tiempos del Spectrum, hasta los sistemas de hoy en día. Electrónico con experiencia como editor en medios especializados (audio, vídeo, informática y telefonía móvil).