El exoesqueleto para la industria de producción El exoesqueleto para la industria de producción
Presentan el primer prototipo de exoesqueleto para la industria de producción que permitirá cargar hasta diez veces menos del peso original. El exoesqueleto para la industria de producción

Es el primer prototipo de exoesqueleto para la industria de producción. Este permitirá cargar hasta diez veces menos del peso original, o lo que es lo mismo el asiento trasero de un coche antiguo así como trasladarlo. Tiene una estructura que se adapta al cuerpo humano y además ayuda a mantener la postura erguida a la hora de levantar objetos, proteger la espalda y evitar así problemas de salud, bajas por enfermedades o jubilaciones adelantadas.

Según la fundación de alianza del trabajo (Lancaster, Reino unido) 44 millones de trabajadores de la Unión Europea sufren trastornos musculo-esqueléticos. Los trabajadores dedicados a la industria de producción y montaje pueden levantar hasta 10 toneladas de peso al día. Estas actividades suponen un enorme esfuerzo físico para los trabajadores. Un ejemplo de esto son las cadenas de desmontaje de vehículos. Esto son tareas que un robot no puede realizar debido a su complejidad, ya que cada vehículo es distinto y conlleva diferentes procedimientos de desmontaje. Sin embargo los empleados a menudo sufren de problemas de salud.

El exoesqueleto protege la espalada de los trabajadores, les ayuda a mantener la postura y levantar los objetos mediante sensores y módulos. Estos exoesqueletos ya existían en la medicina y el ejército, sin embargo, en esta ocasión se han unido doce centros de investigación de siete países distintos en el proyecto Robo-Mate centrándolo en su uso para la fabricación.

Exoesqueleto que ayuda a los trabajadores.

Exoesqueleto que ayuda a los trabajadores.

El prototipo de exoesqueleto se compone de módulos para los brazos, tronco y piernas. La función de los módulos para los brazos es ayudar a los trabajadores a levantar la carga, reduciendo 10 veces el peso de esta. El módulo del tronco está diseñado para proteger y estabilizar la espalda así como la columna vertebral ayudando a los trabajadores de mantener la espalda recta cuando se llevan a cabo tareas de elevación y flexión. Los módulos de las piernas ayudan en las tareas en cuclillas, ya que se endurecen y realizan la función de asiento eliminando la tensión en los muslos.

Los socios del proyecto han presentado el primer prototipo el 12 de Junio en Fraunhoger IAO, en Stuttgart. Aunque aún queda un largo proceso de investigación antes de que el exoesqueleto pueda formar parte de la vida diaria de las fabricas. Entre ellas queda garantizar la seguridad de todos los trabajadores así como la aceptación de estos a la hora de incluir las nuevas tecnologías en el día a día.

Esther Díaz