El codec de vídeo AV1 gana aceleración por hardware en Windows 10 El codec de vídeo AV1 gana aceleración por hardware en Windows 10
La Alliance for Open Media y su codec de vídeo AV1 están de enhorabuena. Microsoft ha dado un primer paso para que su Sistema... El codec de vídeo AV1 gana aceleración por hardware en Windows 10

La Alliance for Open Media y su codec de vídeo AV1 están de enhorabuena. Microsoft ha dado un primer paso para que su Sistema Operativo Windows 10 soporte este estándar de compresión y descompresión de forma nativa, acelerado por hardware. Eso sí, solo estará disponible para los equipos más modernos del mercado con tecnología de NVIDIA, Intel y AMD.

Han pasado dos años desde la presentación del codec por parte de AOM, que prometía ratios un 45% mejores que el formato más popular, x264 (con dos pasadas). Algo que se aprecia, especialmente, con vídeo a resoluciones 4K y superiores. Otras ventajas del codec de vídeo AV1 es que se trata de una tecnología abierta, por la que no es necesario pagar royalties por uso como en otros casos. Está optimizado para el uso online, con lo que tiene opciones para convertirse en estándar de Netflix, Amazon Prime, HBO, etc. cuando den el salto a las 8K o el hardware que tenemos en casa de actualice dentro de pocos años.

La escalabilidad del codec de vídeo AV1 permite que funcione en muchos dispositivos actuales. Aunque solo a la hora de reproducir los contenidos. En el lado de la compresión requiere de un hardware con circuitería y software muy específicos. Con lo que falta aún el aporte de la industria para popularizarse en los hogares. Aunque, por otro lado, los requisitos de energía para el procesamiento también se han optimizado enormemente. Con lo que promete llegar a televisores, móviles y muchos productos donde el ancho de banda aún es preciado. Tanto en entornos de consumo como profesionales, al codec de vídeo AV1 le surgen muchas oportunidades de triunfar.

Respecto al presente, los pocos productos que soportan aceleración por hardware del codec de vídeo AV1 en Windows 10 (versión 1909 o superior) son los nuevos chips de NVIDIA e Intel. Curiosamente, AMD depende de su gama Radeon 6000 para adoptar esta tecnología. Dentro de NVIDIA, los modelos con GeFORCE 3080 y GEFORCE 3090 dan la talla a la espera de que los controladores afinen con su optimización. Intel, por su lado, aporta la solución más integrada con modelos de procesador como el Core i7-1165G7 que integran algunos portátiles como el ASUS Zenbook Flip. Este último caso supone, también, el estreno de la tecnología Xe de Intel, que promete competir con la oferta de gama media y alta de NVIDIA y AMD.

Tested